Carretera Vizcaya salida de tunel

La plataforma de Duranguesado reclama una tarifa única para Vizcaya, Guipúzcoa y Álava.

El 1 de enero de 2017 entrará en vigor un nuevo sistema de tarifas de peaje en Vizcaya, según el cual se pagará un máximo de 30 euros mensuales por utilizar la AP-8, la Variante Sur Metropolitana (VSM) y los túneles de Artxanda. Esta solución, sin embargo, no ha convencido a los conductores y transportistas vizcaínos, según el diario Deia.

Así, desde el Real Automóvil Club Vasco Navarro (Racvn) apoyan el límite de gasto mensual, pero no la tasa verde que se aplicará a los conductores que realicen muchos viajes en las vías de pago.

Desde su punto de vista, ya pagan «demasiados impuestos» en combustibles, revisiones y tasas por utilizar sus vehículos, lo cual consideran injusto, ya que «la gran mayoría lo usa por necesidad laboral«.

Por ello, se oponen a que se imponga un límite en el número de viajes porque «agrava la situación» de aquellos que utilizan estas autopistas y «puede reducir su utilización«.

Por su parte, desde Asetravi, se han referido al descuento del 13% para transportistas en el peaje de la AP-8 si utilizan antes o después la VSM. Creen que puede descongestionar de camiones el corredor del Txorierri, pero opinan que las instituciones están relegando al transporte por carretera «en favor de otros modos«.

Por su parte, la plataforma por la liberación del peaje en la comarca de Duranguesado celebra la medida adoptada, pero considera que es necesario extender la tarifa planteada por la Diputación de Vizcaya al sistema de peajes de Guipúzcoa y Álava.