Mann+Hummel testa nuevos filtros para aire fino.

Mann+Hummel está probando nuevos filtros para aire fino.

La contaminación en zonas urbanas es un problema que está llevando a que cada vez más ayuntamientos estén implantado restricciones al uso de los vehículos más contaminantes. Ante esta circunstancia, Mann+Hummel ha desarrollado un filtro que reduce la contaminación por polvo fino que producen los vehículos y que ya ha empezado a testar.

El vehículo ha sido equipado con tres filtros que ayudan a reducir la contaminación por polvo fino. El primer filtro, instalado en el techo, separa las partículas que se encuentran en suspensión en el aire. Este filtro tiene una alta eficiencia de separación de las partículas nocivas y, al tiempo, permite la circulación del aire.

En el interior del vehículo se ha colocado un filtro de aire con carbón activo para el habitáculo. Por último, el vehículo también va equipado con un filtro de de partículas de polvo del freno que impide que las partículas que se desprenden del equipo de frenado lleguen al aire.

Según los datos recogidos por el fabricante, más del 90% del polvo de freno está compuesto también por partículas finas que pueden tener efectos adversos en la salud humana.