Mercabarna y el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona han cerrado la operación de compra-venta de la parcela 22AL por 69.775.645 euros.

Este espacio, que ocupa una superficie de 173.194 m² adjunta al mercado central barcelonés, permitirá a Mercabarna incrementar su superficie en un 22%.

En estos momentos, en el 22AL hay instaladas once empresas. De igual modo, el terreno cuenta con una parcela vacía de 10.000 m² de superficie total.

En 2022 se sumarán 10.000 m² más que quedarán libres, mientras que la mayor parte del resto de contratos finalizan entre 2031 y 2036, excepto dos que lo hacen en 2047 y 2066, respectivamente. A todos ellos se les respetará los contratos que tienen firmados.

Con este aumento de espacio, el polígono alimentario podrá adaptarse mejor a los cambios que se están produciendo en el sector agroalimentario como consecuencia de la evolución de la demanda de los consumidores o la aparición de canales de compra on-line y la aparición de nuevos actores en la cadena alimentaria, entre otros.

Entre las actividades que Mercabarna quiere situar en el nuevo espacio se encuentran, entre otras, empresas logísticas intermodales especializadas en productos agroalimentarios, compañías de transporte de última milla, plataformas de comercio electrónico de productos frescos y plataformas de compra para cadenas de distribución locales o regionales o del canal Horeca.