El canal on-line sigue ganando cuota de mercado en la gran distribución española de forma constante, aunque con lentitud, y, a finales de agosto, ya alcanza el 1,6% de las ventas, aunque, como refiere la consultora Kantar Worldpanel, todavía queda lejos del 7% que obtiene ya en mercados como el de textil.

Los frescos siguen siendo la gran barrera para el usuario español del canal on-line, que suele utilizar el comercio electrónico para adquirir de manera ocasional estos productos como un recurso contra la falta de tiempo.

Los grandes grupos de distribución lideran también el mercado on-line, con Mercadona, Carrefour y El Corte Inglés como dominadores de este segmento de comercio electrónico, en el que donde los especialistas van ganando presencia, con Amazon a la cabeza, aunque de manera limitada dado que no suelen contar con redes de distribución de productos frescos a nivel nacional.

El gran consumo crece casi un 1% hasta agosto

En términos generales, el gran consumo ha crecido un 0,9% en valor entre enero y agosto de 2018, pese a que en términos de volumen, el mercado ha retrocedido un 1,5%, lo que significa que el consumidor ha pagado un 2,4% más por sus compras, y que el freno poblacional continúa lastrando los volúmenes.

Mercadona copa un 25,1% de cuota de mercado apoyado en una renovación de su parque, una ampliación de surtido que está mejorando la imagen de la cadena, y su continuada apuesta por el desarrollo de la sección de frescos.

Tras la valenciana, Carrefour acumula un 8,4% del sector, gracias, sobre todo a su apuesta por la omnicanalidad y el refuerzo de su canal on-line y de su red de proximidad, mientras que Grupo DIA obtiene un 7,7% de cuota de mercado, con una caída en en el formato más clásico de sus tiendas que no logra compensar su pujanza en el e-commerce.

Por detrás, Eroski mantiene su cuota del 5,4%, Lidl sube hasta el 4,8%, debido al impulso que ha dado a la venta de productos frescos, y  Auchan queda en el 3,5%, gracias a su apuesta por la proximidad y la unificación de sus marcas para frenar las pérdidas de cuota.