Linea Flexible de soldadura de la planta de Nissan en Avila

La nueva instalación para actividades de soldadura representará dentro de un año un tercio de la producción de piezas.

La transformación de la planta de Nissan en Ávila en un centro especializado en la fabricación y distribución de piezas de recambio va tomando forma. El proyecto, en el que se invertirán 40 millones de euros en total, ha supuesto hasta el momento una inversión de más de 11 millones.

La previsión es llegar a los 31 millones a lo largo del ejercicio 2019, lo que supondrá casi el 80% del total comprometido. Entre los principales avances que se pretenden impulsar, se encuentra una gran instalación para actividades de soldadura, llamada Línea Flexible, que representará dentro de un año un tercio de la producción de piezas.

Además, se está trabajando en un nuevo área de embalaje y en el desmantelamiento y adaptación de la zona de pintura. Todo ello se añade al adelanto de proyectos que estaban previstos para el año 2020, como la pintura, sellado y embalaje de piezas de los modelos Lodgy y Dokker de Dacia, la soldadura de puertas del Renault Twingo II, Clio III y Captur, o el desarrollo de las primeras piezas del portón trasero del Megane Scenic.

En relación a los trabajos de estampación, las cinco prensas necesarias, procedentes de Italia, México y Valladolid, ya están contratadas y de camino a Ávila. A partir de febrero de 2020, comenzarán a instalarse en la planta del polígono abulense de Hervencias.