Nissan ha cerrado los nueve primeros meses del presente ejercicio con una cuota de mercado del 40,2% en el segmento de vehículos eléctricos en España, gracias a sus modelos Leaf y e-NV200.

Nissan ha señalado que la penetración de Leaf en el mercado nacional se ha incrementado un 58% en lo que va de ejercicio, pasando del 28% al 43%, mientras que la del vehículo comercial e-NV200, que se fabrica en Barcelona, se sitúa en el 38%, después de su lanzamiento oficial en junio de este año. En general, el mercado del vehículo eléctrico en España ha crecido un 4,5% en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior.

Si se tienen en cuenta los datos del mes de septiembre únicamente, el Leaf ha pasado de una cuota de mercado del 25% en septiembre de 2013 al 49% actual, a la vez que la e­NV200 ha logrado en septiembre de 2014 una cuota de mercado del 32%. En general, el mercado eléctrico ha crecido cerca de un 75% respecto a septiembre de 2013.

Según el propio fabricante, estos buenos resultados obtenidos tanto en lo que va de ejercicio como en septiembre se deben, en buena media, a la puesta en marcha de incentivos a la compra por parte de las Administraciones Públicas, como es el plan PIVE.

Las ayudas a la adquisición de coches eléctricos no son exclusivas del Gobierno central, sino que también hay comunidades autónomas que tienen subvenciones para incentivar la movilidad sostenible. Este es el caso del País Vasco, que ha presentado en julio de este año el Programa de ayudas a inversiones en transporte y movilidad eficiente, EVE, con un presupuesto de 1,5 millones de euros y una vigencia hasta el 15 de noviembre de 2014, y que ofrece una ayuda económica máxima de 6.250 euros.

En el caso de la Comunidad Autónoma de Andalucía, los conductores también pueden acceder a ayudas adicionales gracias al Programa de impulso al vehículo eléctrico, gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía y que subvenciona hasta los 5.000 euros la compra de vehículos eléctricos.

Nissan y la movilidad sostenible

A través del Green Program 2016, el plan de acción ambiental de la compañía, Nissan tiene el objetivo de consolidarse como el fabricante número uno en vehículos de cero emisiones.

Para conseguirlo, el programa establece como objetivos mejorar en un 35% la eficiencia en el consumo de combustible, actualmente ya alcanza el 24,9%, reducir en un 20% por vehículo las emisiones de CO2 correspondientes a actividades corporativas, un porcentaje que ahora se encuentra en el 8,3%.

Otro de los objetivos marcados es el de minimizar la utilización de nuevos recursos naturales incorporando un 25% de material reciclado en 2016. De hecho, durante 2013, Nissan ha logrado en Japón una tasa de recuperación del material del 99,3%.