Planta Barcelona Nissan

El fabricante japonés de automóviles Nissan continúa sus negociaciones con los sindicatos con el objetivo de alcanzar un acuerdo de competitividad con el que se podrá trabajar a pleno rendimiento en la planta de Barcelona, a pesar de la crisis.

Con este acuerdo las operaciones industriales de Nissan en España se situarían en la “línea de salida para acceder a futuras oportunidades” tal y como ha anunciado la marca.

La primera oportunidad a la que la fábrica de la Zona Franca podrá optar si consigue demostrar que ha mejorado su competitividad es la adjudicación de 24.500 unidades anuales del nuevo pick up, actualmente están asignadas a otro centro productivo. Esta producción adicional está destinada al mercado de Oriente Próximo y el fabricante de vehículos ha de presentar el plan de mejora para que la multinacional tome la decisión el próximo lunes en Japón.

Nueva carga de trabajo

La consecución del acuerdo de competitividad permitiría evidenciar que la fábrica barcelonesa es suficientemente competitiva para asumir la nueva carga de trabajo.

Este trabajo adicional supondría la capacidad de mantener una producción estable de dos turnos a pleno rendimiento, así como un nuevo contrato a los 300 empleados para que pasen a ser permanentes en lugar de temporales.

Asimismo, si la planta alcanza el pleno rendimiento permitirá obtener unas inversiones, además de las ya anunciadas, de unos 14 millones de euros. Otra ventaja de introducir nuevas variantes del pick up distintas a las del mercado europeo, es que se abriría la producción de este modelo a otros mercados.

El consejero director general de Nissan, Frank Torres, ha asegurado que las plantas de la firma nipona “han dejado de ser competitivas para continuar creciendo”. En este sentido, ha señalado que han presentado una plataforma de medidas que permitirían posicionarse por encima de 200.000 vehículos al año.

Torres ha indicado que se han concentrado en los puntos más importantes de la fábrica para conseguir las más de 20.000 unidades adicionales del pick up, que ya se aplican en otras plantas de Nissan en España y en empresas del sector.

Sobre el desarrollo de las conversaciones con los sindicatos, Torres, ha señalado que el proceso de diálogo está aún abierto. Asimismo, se ha mostrado convencido de que finalizará con un acuerdo durante esta semana.  «No puede ser de otra manera dadas las oportunidades inmediatas y a medio plazo que la estrategia de crecimiento global Nissan Power 88 presenta para las operaciones industriales en España«, ha añadido.

Por todo ello, Torres ha señalado que el diálogo continuo entre sindicatos y empresa es el “único camino posible” para crecer en un mercado con una demanda global y responder a cada momento a la necesidades del mercado.