La planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona volverá a abrir sus puertas el día 4 de mayo, cuando se reincorporarán a sus puestos cerca de 2.000 operarios, además del personal que realiza teletrabajo. De momento, se pondrá en marcha únicamente la línea que produce las pick-up, mientras que queda pendiente que se reincorporen los trabajadores vinculados a la línea que ensambla la furgoneta eléctrica eNV200.

En este sentido, conviene apuntar que el fabricante tenía previsto reducir la producción de este vehículo después de Semana Santa, pasando de 102 a 60 unidades diarias, por la existencia de stocks que aún no se han agotado.

La dirección ya está en contacto con sus proveedores para garantizar el inicio de la producción el día 4, tanto en esta planta como en las de Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, también en la provincia de Barcelona. No obstante, el comité de empresa de la instalación de la Zona Franca ha alertado de que sospechan que la marca quiere aprovechar la coyuntura actual para intentar cerrar la actividad industrial en España.

Los sindicatos y los responsables de la empresa se han reunido para abordar los planes de recuperación de la producción y están trabajando en un protocolo de seguridad que garantice medidas de prevención ante el Covid-19 y que ha provocado la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo por fuerza mayor.