Nissan ha aumentado su beneficio de explotación un 13,4% en el primer trimestre fiscal de su ejercicio, correspondiente a los meses de abril, mayo y junio, con respecto al mismo periodo del año anterior.

El beneficio de explotación ha aumentado hasta los 880 millones de euros durante el primer trimestre del ejercicio fiscal 2014, lo que representa un margen del 5% sobre los ingresos netos, que han aumentado un 10,4%, hasta alcanzar los 17.600 millones de euros durante este período.

La buena situación actual experimentada por el fabricante se debe al aumento de demanda de nuevos productos, a los resultados de sus planes de inversión y la mejora de las condiciones de mercado en América del Norte, China y Europa, así como su estrategia de alianza con Renault.

Esta mejora se ha reflejado especialmente en un fuerte crecimiento de ventas en los mercados clave de Estados Unidos y China, que han aumentado un 14,1% y un 21,1%, respectivamente.

En el marco de la Alianza Renault-Nissan, el fabricante japonés se ha beneficiado del aumento de la demanda del Qashqai, el Rogue y el X-Trail, todos ellos procedentes de la plataforma Common Module Family, desarrollada conjuntamente por ambos fabricantes.

Un 6,0% más de vehículos

Durante estos tres meses, Nissan ha vendido 1.240.000 vehículos en todo el mundo, lo que supone un aumento del 6,0% respecto al año anterior.

En el sector de los vehículos eléctricos, las ventas totales desde el lanzamiento del Nissan LEAF 100% eléctrico ya han superado las 124.000 unidades. Además, el fabricante ha introducido las emisiones cero en el segmento de los vehículos comerciales ligeros, con su lanzamiento en junio de la e-NV200.

Con respecto a las previsiones para este 2014, la compañía espera vender 5,65 millones de unidades durante el ejercicio, lo que supone un aumento del 8,9%, con nuevos lanzamientos a los mercados de México y Brasil.