Noatum Container Terminal Valencia

Las terminales de contenedores de Valencia, Bilbao y Las Palmas continuarán dentro de la estructura de Noatum Ports.

Noatum ha aprobado una nueva estructura corporativa para reforzar a Marmedsa Noatum Maritime con una infraestructura propia, complementaria a los servicios portuarios existentes, que incluirá todas las terminales de Noatum Ports cuya actividad principal no sea la de contenedor, es decir, las de Santander, Sagunto, Málaga y Barcelona.

Con estas medidas se pretende consolidar la posición del operador a través de la racionalización de los activos y el aumento de sinergias entre las empresas del grupo. De esta forma, las terminales de contenedores de Valencia, Bilbao y Las Palmas, así como los puertos secos de Madrid y Zaragoza, continuarán dentro de la estructura de Noatum Ports.

En línea con la incorporación de los activos mencionados a Noatum Maritime, y con el objetivo de asegurar una buena gestión de cara a futuros crecimientos e inversiones, se han establecido tres empresas subsidiarias, según sus respectivas áreas de actividad.

Así, la división Noatum Maritime Services incluirá todas las actividades de agencia marítima del grupo, es decir, de Marmedsa. También se ha constituido la división Noatum Logistics y la subsidiaria Noatum Maritime Terminales, que engloba las terminales de Santander, Sagunto, Málaga y Barcelona.

Los cambios tienen el objetivo de racionalizar la distribución de activos entre Noatum Ports y Noatum Maritime, de forma que ambas optimicen su estructura actual mediante un reparto eficiente de las terminales del grupo y agrupen de manera estratégica los negocios del mismo.

Asimismo, está previsto que la nueva composición mejore el potencial de crecimiento de las terminales de graneles de Sagunto y Santander y desarrolle el potencial de la terminal de Málaga como explotación polivalente, además de aumentar la capacidad de las terminales de contenedores de Valencia, Bilbao y las Palmas, y de las terminales ferroviarias de Zaragoza y Madrid.

Entre los planes estratégicos del operador a largo plazo, destaca la inversión de 134 millones de euros en grúas y capacidad operativa en las terminales de Bilbao, a la que se destinarían 34 millones, y la de Valencia, en la que se invertirían 100 millones de euros.