La Policía Municipal de Bilbao ha puesto en marcha una campaña para vigilar el transporte de mercancías, que finalizará el domingo día 24 de noviembre. La iniciativa, que se enmarca dentro del Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura del País Vasco, busca comprobar que los vehículos realizan su labor de acuerdo a la normativa vigente.

El objetivo es comprobar que el conductor cuenta con el permiso de conducir apropiado, el seguro en vigor y el vehículo en condiciones óptimas para su funcionamiento, tras haber superado la ITV.

Por otro lado, los agentes se atendrán a lo estipulado por el Reglamento de la Ordenación del Transporte para el control y vigilancia de los vehículos, que deben contar con la preceptiva autorización para el ejercicio de la actividad del transporte, y los tiempos de conducción y descanso marcados en el tacógrafo.

Asimismo, el conductor debe acreditar su capacitación profesional y deben cumplirse los correspondientes requisitos en el transporte de productos perecederos, congelados, etc.

En el año 2018, la Policía Municipal realizó siete campañas de este tipo en Bilbao, que supusieron el control de 422 vehículos y un total de 21 denuncias, es decir, un 4,9% del total.