Finnlines, naviera perteneciente al Grupo Grimaldi pondrá en marcha a partir del 1 de marzo una nueva conexión marítima entre el puerto escocés de Rosyth y Bilbao, con rotaciones semanales con partida desde la ciudad británica los viernes, martes y domingos, en buques ro-ro de última generación.

Este nuevo servicio se añade a las líneas que que ya unen el recinto portuario vizcaíno con Bélgica, Finlandia, Estonia, Rusia, el Reino Unido y Suecia, al tiempo que mejora la oferta actual de conexiones marítimas de Finnlines desde y hacia el norte de la Península Ibérica.

Para este ejercicio, la naviera del Grupo Grimaldi tiene previsto incorporar tres nuevos buques ro-ro de 7.300 metros lineales a su flota, con el fin de dar dar servicio a los volúmenes crecientes y la demanda del mercado.

De igual modo, la empresa también está ejecutando un programa de alargamiento de otros cuatro buques ro-ro construidos e incorporados a su flota en 2012 y 2013, de los que dos ya están en funcionamiento, mientras que los dos restantes le serán entregados en abril, con vistas a incrementar la capacidad de cada uno de sus barcos en un 30% hasta los 4.200 metros lineales, al tiempo que se reduce el consumo energético por unidad de transporte.