microflex-checkpoint

La nueva etiqueta Microflex de Checkpoint incluye el logo antihurto que actúa como elemento disuasorio.

Los hurtos de mercancía en los establecimientos y la pérdida desconocida son una de los grandes quebraderos de cabeza para el comercio desde hace un tiempo.

En este terreno, Checkpoint Systems ha presentado una etiqueta antihurto que no está en contacto directo con los artículos, que se puede colocar mediante un lazo adhesivo en una amplia variedad de productos y que lleva el nombre comerial de MicroFlex.

Como alternativa a las etiquetas duras, MicroFlex añade a las etiquetas Micro EP un circuito visible y el logo negro de protección antihurto de Checkpoint Systems, con el fin de actuar como elemento disuasorio.

Su base de poliéster de 50 micras evita las roturas y desgarros y puede aplicarse fácilmente, tanto en tienda como en origen. Estas etiquetas únicamente pueden desactivarse en la caja de cobro y el cliente puede retirarlas posteriormente sin dañar el artículo adquirido.

Las etiquetas MicroFlex han sido diseñadas para utilizarse en un amplio rango de artículos pequeños y metálicos como gafas, bolsos, joyería, accesorios, material de papelería y equipamiento deportivo, entre otros.

Al tiempo, permiten que los clientes puedan probar los productos sin molestias y ofrecen a los establecimientos un mayor nivel de seguridad al tiempo que facilitan una experiencia de compra más directa y cercana.