TSC Auto ID ya tiene en el mercado su nueva Serie TDM de impresoras de códigos de barras móviles, con una gran capacidad de batería, una excelente conectividad y una interfaz intuitiva.

Gracias a su diseño compacto, los dos modelos de esta serie de impresoras pueden llevarse fijadas a una correa para el hombro o colgando de un cinturón. De igual modo, la capacidad de la batería facilita la movilidad de los usuarios, mientras que su robustez permite su uso en los entornos de trabajo más duros, ya que la funda protectora le protege de caídas desde 2,5 metros de conformidad, además de ofrecer resistencia al agua y al polvo.

Los equipos incorporan opciones de conectividad avanzadas, incluyendo USB 2.0, NFC y funcionalidad Bluetooth, así como Wi-Fi en algunos modelos. Además, también cuenta con aplicaciones para teléfonos inteligentes, tanto para Android como para iOS, para el funcionamiento basado en navegador.

Por otra parte, también disponen de un mecanismo de autodiagnóstico que supervisa el estado del cabezal de impresión en tiempo real y de un sistema de gestión de baterías.

A pesar de las características de alto rendimiento de la impresora, los dos modelos pueden ser manejados fácilmente, incluso por parte de personal no cualificado, mediante varios botones intuitivos.