Printronix Auto ID acaba de presentar su impresora térmica de códigos de barras T6000e, una versión mejorada de la T6000, con nuevas características y capacidades de RFID avanzadas. Este modelo marcará un nuevo estándar de productividad y versatilidad en entornos en los que se necesite velocidad y calidad de impresión.

Creada para el mercado empresarial, está diseñada para aplicaciones industriales, como la fabricación, automoción, transporte, comercio minorista y logística. Ofrece una velocidad de impresión de 14 pulgadas por segundo, impresión de 600 ppp de alta calidad y un conjunto integral de opciones de conectividad.

Es un modelo que puede utilizarse para el etiquetado de activos de herramientas y equipos. Compatible con las etiquetas RFID estándar y on-metal, permite optimizar significativamente el proceso de codificación y de impresión.

Las etiquetas on-metal incorporan un aislante de espuma y un soporte de lámina de metal, lo que las hace incompatibles con la mayoría de las impresoras o codificadores RFID estándar, pero la T6000e se ha diseñado de manera que pueda manejar este tipo de soportes con facilidad.

Por otro lado, es capaz de retroceder y efectuar una sobreimpresión completa en las etiquetas RFID que no se codifiquen correctamente, y es compatible con las aplicaciones de la T6000 existentes. Al igual que todas las impresoras industriales de la marca, utiliza la plataforma Printronix System Architecture, que simplifica la instalación de la impresora y mejora la productividad.

También incorpora nueve emulaciones de impresora para facilitar la instalación y está equipada con una pantalla LCD en color. Además, está disponible con PrintNet Enterprise, una herramienta de administración remota.