A la espera de la ‘Nueva Realidad’, el prosaico presente de la crisis sanitaria insiste en colocar las reducciones en el tráfico de camiones a través de los pasos fronterizos entre el 40 y el 50%.

Así pues, el pasado lunes, 27 de abril, la caída en el paso de camiones con Francia y Portugal presentaba un descenso de un 46% frente a días de tráfico normal, mientras que los dos días siguientes, es decir, tanto el martes 28, como el miércoles 29, la caída se colocaba en un 43% con relación a jornadas similares.

Posteriormente, a partir de ese día, el tráfico de vehículos pesados en los pasos fronterizos empieza a descender, de tal manera que el jueves, 30 de abril, fue un 48% inferior al de un día equivalente y el viernes, festividad del 1 de mayo, llegó al punto más bajo de circulación en la semana, con una reducción de un 78%.

A lo largo del fin de semana, el movimiento de camiones se recuperó ligeramente, ya que el sábado, día 2 del corriente, repuntó hasta un 70% de un día de tráfico normal y el domingo, 3 de mayo, la circulación transfonteriza de vehículos pesados registraba una caída de un 65% con respecto a una jornada similar.

Ese día en concreto, las salidas hacia Portugal registraban un retroceso de un 43,42%, mientras que las entradas desde territorio luso caían un 23,23%.

Al mismo tiempo, los viajes de camiones hacia Francia retrocedían un 69,74% y las entradas desde las carreteras galas se desplomaban un 84,53%.