Still ya tiene en el mercado su nueva serie de carretillas elevadoras eléctricas RX 60 con una capacidad de carga de 3,5 a cinco toneladas.

La marca ha centrado el desarrollo en la agilidad, maniobrabilidad y el confort en la conducción para unas carretillas eléctricas compactas de 80 voltios aptas para uso en interiores y exteriores.

La nueva RX 60-35/50 integra siete variantes de vehículos diferentes con un centro de gravedad de 500 mm o de 600 mm y disponibles tanto con baterías de plomo-ácido, como con tecnología de iones de litio.

De igual modo, la nueva RX 60 de hasta cinco toneladas equipa dos motores de accionamiento trifásicos encapsulados con refrigeración activa en el eje delantero, que garantiza una alta estabilidad térmica incluso con el máximo rendimiento de manipulación.

En la versión de alto rendimiento, los dos motores de 11 kW proporcionan aún más potencia y aumentan la salida del motor de accionamiento en un 46% en comparación con su predecesor.

La RX 60 también dispone de modo de inicio rápido y de freno de estacionamiento automático con resorte, así como de ordenador que facilita una visión general clara de todas las funciones de rendimiento.

Por lo que respecta a la visibilidad del conductor, su cuerpo frontal bajo, la ubicación de controles y pantallas y los perfiles del mástil diseñados para una visibilidad óptima crean un campo de visión extra amplio que permite controlar las mercancías transportadas más allá del mástil.

A estas características se une el hecho de que la cabina del conductor es más alta que su predecesora y que el espacio para los pies también es particularmente espacioso.

De igual mod, para mayor seguridad y comodidad al subir y bajar del vehículo, el escalón ampliado tiene un borde antideslizante adicional.