Crown ha realizado un doble lanzamiento de gran calado, ya que, por un lado, ha puesto en el mercado su nueva serie de carretillas retráctiles, mientras que, por otro, ya dispone de un sistema operativo para carretillas, para incluir de serie funciones avanzadas de productividad, seguridad, personalización y gestión en sus futuros modelos.

La nueva serie ESR 1000 de carretillas retráctiles está disponibles con alturas de elevación de hasta 13.560 milímetros, capacidades de carga de hasta dos toneladas y con la opción de configurarse para funcionar con baterías de ion litio.

Esta nueva gama está compuesta por tres modelos diferentes, que incluyen la ESR 1020 de chasis estrecho, con una altura de elevación máxima de 9090 mm, velocidad de desplazamiento máxima de 10 km/h y capacidades de carga de 1,4 o 1,6 toneladas; la ESR 1040 de chasis estándar con un ancho total de 1285 mm tiene una altura de elevación máxima de 9450 mm, capacidades de carga de 1,4 o 1,6 toneladas y una velocidad de desplazamiento máxima de 10 km/h; y, por último, la ESR 1060diseñada para aplicaciones de gran intensidad con cargas más pesadas, tiene una altura de elevación máxima es de 13 560 mm y está disponible en capacidades de 1,4, 1,6 y 2,0 toneladas. 

Un nuevo sistema operativo centrado en la conectividad

Por otra parte, el nuevo sistema operativo Gena para carretillas elevadoras integra el sistema de gestión de flotas InfoLink, a través de una interfaz intuitivo, personalizable e interactiva centrada en presenta todos los datos e información importantes de forma clara y concisa en una pantalla táctil a color de 7 pulgadas en hasta 25 idiomas disponibles.

Este nuevo sistema operativo, ademas, racionaliza los procesos de trabajo y aporta información para manejar con eficiencia los equipos de manutención o gestionar las flotas de carretillas elevadoras.