Tanto el tipo de elemento como el lugar donde se encuentra en un almacén son factores determinantes para la rentabilidad y operativa de los operadores logísticos, pero también para su evolución tecnológica.

Por ello, Dachser ha puesto en marcha junto a Minsait, del Grupo Indra, un proyecto para la geolocalización de las jaulas utilizadas para transportar mercancía no paletizada o de alto valor. Así, esta tecnología se implementará a lo largo de 2018 y 2019 en sus centros logísticos en la región ibérica.

Basada en el Internet de las Cosas, IoT, la nueva herramienta de trazabilidad emplea dispositivos instalados en las jaulas y una plataforma en la nube, a través de la red Sigfox. Gracias a ella, es posible monitorizar los movimientos en tiempo real, poder controlar y gestionar eficientemente los distintos activos, y reducir los costes de reposición.

El geoposicionamiento permite analizar desviaciones en la operativa, medir tiempos de utilización o implementar nuevas medidas de seguridad, por lo que esta clase de soluciones son claves en la transformación digital del sector logístico, que necesita contar con información veraz y en tiempo real de las distintas operaciones.