La nueva versión del pick-up D-Max de Isuzu ya está disponible en la red oficial de concesionarios del fabricante japonés. Esta nueva versión incorpora cambios tanto desde el punto de vista estético y de terminación como en lo que se refiere a medidas de seguridad y comodidad.

En cuanto a la seguridad, el vehículo incluye el TSC, Trailer Sway Control, en todos los modelos 4×4. Este dispositivo actúa sobre el sistema de frenado para corregir eventuales oscilaciones en el remolque generadas por fuerzas externas y ayuda a mantener estable la trayectoria del vehículo. También dispone de cerradura en el portón trasero, a partir de modelo Solar.

Por lo que se refiere a la confortabilidad, el pick-up dispone de un nuevo sistema de suspensión trasera para los modelos de doble cabina. El sistema de ballestas traseras pasa de cinco a tres hojas, más gruesas y de distinta composición. Con este cambio se consigue una mayor comodidad en las plazas traseras y una reducción del peso del vehículo, al tiempo que se mantienen intactas la capacidad del eje y la altura libre al suelo.

Los cambios estéticos realizados a partir del modelo Planet se resumen en nuevas terminaciones en piel para reposabrazos laterales y central y en la consola principal, nueva tapa de guantera en piel, tiradores interiores de las puertas cromados, nuevas molduras deluxe en rejillas de salida del aire y botoneras de elevalunas.

Otras novedades estéticas son el nuevo puerto USB de 2.1 A., con una carga 110% más rápida que en la versión precedente y la incorporación de tres nuevos colores, Red Spinel Mica, Sapphire Blue Mica y Galena Grey Metalic.