Las nuevas carretillas eléctricas Baoli KBE-N, pensadas tanto para su uso en interiores como en exteriores, son carretillas contrapesadas eléctricas de cuatro ruedas de 48 voltios con capacidades de carga de 2,0 y 2,5 toneladas.

Se encuentran equipadas con un frenado eléctrico automático que actúa cuando se suelta el acelerador, consiguiendo con ello una mayor seguridad en la conducción y la recuperación de parte de la energía de frenado, convirtiéndose ésta en nueva electricidad disponible.

Las nuevas carretillas eléctricas KBE-N de Baoli se caracterizan por su transmisión de alta calidad y un correcto manejo. Así mismo, disponen de una extracción lateral de la batería, una característica clave para aumentar la productividad de las carretillas que trabajan en operaciones de varios turnos. Así como mejorar la seguridad del operador durante el cambio de la batería.

En su uso, el operario puede seleccionar entre varios niveles de rendimiento mediante una cómoda pantalla, en función del uso previsto.

Disponen del botón de parada de seguridad junto al asiento del conductor, mientras que la disposición de la cabina garantiza una clara visibilidad en todas las direcciones. Facilitando de este modo las diferentes operaciones de mantenimiento.