Jungheinrich acaba de presentar al mercado sus nuevas carretillas retráctiles, la ETV 110 y la ETV 112, de mástil retráctil, especialmente compactas, con una capacidad de carga de hasta 1.200 kg, y con un consumo de hasta un 10% menos que sus predecesoras. Con la introducción de la nueva serie 1 de este modelo, todas las carretillas retráctiles de Jungheinrich se distinguen por este mismo diseño.

De entre las características más relevantes de estas nuevas retráctiles, destaca su estrecho perfil exterior, de 1.120 milímetros, y sus estrechos brazos porteadores provistos de ruedas. Pese a sus reducidas dimensiones, estas carretillas son capaces de manejar un europalet entre sus brazos porteadores, ahorrando más espacio. Está diseñada para aplicaciones en áreas de almacenaje en bloque o en estanterías drive-in. Además, gracias a su compacto tamaño, junto con la tecnología de mástil replegable, estas carretillas pueden operar en pasillos estrechos de 2,455 mm.

Reducción del consumo energético 

El desarrollo de la nueva serie se ha centrado en la mejora de la eficiencia energética. Así, las mediciones realizadas durante las pruebas de campo han mostrado que estas carretillas se desplazan y operan generando hasta un 10% menos de consumo energético, pero con el mismo rendimiento que sus predecesoras, según la empresa.

La nueva ETV 110/112 cuenta con un sistema de conducción eléctrica basado en la dirección eléctrica estándar de las series 2 y 3 de las carretillas retráctiles de la marca. Cuando la carretilla se desplaza en línea recta, la barra de dirección siempre se halla en la posición más ergonómica, en concreto, la de las nueve en punto. Sin importar si la rueda de dirección se mueve o si se gira 180º, el control de dirección siempre devuelve el pomo del volante a la posición inicial.

Pese a su diseño más compacto, las nuevas carretillas retráctiles ofrecen una cabina amplia y permiten un acceso cómodo al operario. Los mandos importantes han sido configurados de modo que el conductor puede manejarlos sin tener que abandonar el volante, mientras que la disposición del pedal es similar a la de un turismo. Los asientos disponen de distintas opciones de ajuste para la altura, el apoyo de la espalda y el acomodamiento del cuerpo.

Se incluyen un monitor de conducción para mostrar los datos operativos más importantes, dirección de conducción y posición del volante. Tres programas de conducción totalmente configurables facilitan la personalización de la ETV 110/112, permitiendo a la carretilla adaptarse a las diferentes necesidades.

Control de peso con tan solo presionar un botón

Se ha ampliado la gama de sistemas de asistencia al conductor. Por ejemplo, las opciones incluyen una cámara en las horquillas y un monitor para el operario, por lo que, al poder ver la pantalla, se puede comprobar con detalle el almacenaje y desalmacenaje de cargas incluso en alturas de más de siete metros.

Para evitar exceder la capacidad de elevación residual recomendada de la carretilla, el operario puede presionar un botón y comprobar el peso de la carga, que se muestra directamente en el monitor.

El sistema de asistencia a la conducción Position Control está disponible de forma opcional en la serie 1 de las nuevas carretillas retráctiles. Este sistema permite al conductor apilar y desapilar rápida y fácilmente en alturas de apilado predeterminadas.

Además, se ha incorporado la función ‘Snap’ que mueve la horquilla automáticamente al siguiente nivel de apilado predefinido al recuperar la velocidad de elevación en la palanca de control, por lo que la selección manual de la altura deja de ser necesaria.