mercancías peligrosas

El Convenio SOLAS estableció la necesidad de una normativa común para el transporte marítimo de mercancías peligrosas.

Enmiendas de 2012 al Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosasque se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, 1.164 páginas y 27,4 Mb).

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha publicado en el Boletín Oficial del Estado, este martes 29 de septiembre, las Enmiendas de 2012 al Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas (Código IMDG), adoptadas en Londres el 26 de mayo de 2012.

El transporte marítimo de mercancías peligrosas está reglamentado con miras a evitar, en la medida de lo posible, lesiones a personas o daños al buque y a su carga, mientras que el transporte de contaminantes del mar está reglamentado fundamentalmente con miras a evitar daños al medio marino.

El objetivo del Código IMDG es fomentar el transporte sin riesgos de mercancías peligrosas, y al mismo tiempo facilitar el movimiento libre y sin trabas de tales mercancías y prevenir la contaminación del medio ambiente.

Aunque en numerosos países marítimos se han tomado medidas, a lo largo de los años, para reglamentar el transporte de mercancías peligrosas por mar, los diversos reglamentos, códigos y prácticas resultantes diferían entre sí, tanto en su estructura como en lo relacionado sobre todo con la identificación y el etiquetado de tales mercancías.

Por tanto, se hacía necesaria una reglamentación internacional para el transporte marítimo de mercancías peligrosas, que se establece ahora en el Código IMDG, el cual ha adquirido carácter obligatorio en virtud del capítulo VII del Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (Convenio SOLAS).

En el mismo, se establecen una serie de disposiciones generales, definiciones y capacitación tanto de las mercancías que pueden considerarse peligrosas como del personal humano y material que se encargará de su manipulación, abarcando desde las operaciones de transporte hasta los materiales y construcción de los envases donde se guardará esta mercancías.

Estas enmiendas entraron en vigor de forma general y para España el 1 de enero de 2014.