Tras hacer público la pasada semana que ya ha completado la ampliación de capital y que tiene previsto comenzar sus operaciones el próximo 15 de enero, tal y como estaba previsto en el plan de negocio, Mensajero Directo anuncia ahora que ya cuenta con sus nuevas instalaciones centrales en Madrid.

En concreto se ubican en la localidad madrileña de Coslada y se trata de un complejo industrial de 4.100 m² de nave y 300 m² de oficina, que servirá de núcleo central para la organización de los servicios logísticos y administrativos de la compañía.

Los trabajos para adaptar las nuevas instalaciones centrales de Mensajero Directo darán comienzo durante este mes, con el objetivo de acometer las mejoras necesarias de cara a la próxima puesta en marcha. Así se procederá a instalar un “sorter” o sistema de clasificación automático de paquetería con el fin de mejorar los procesos y la clasificación de los paquetes, en su paso por esta plataforma que actuará como hub central de la red.