ATDL ha reforzado su presencia en el norte de la Península Ibérica con unas nuevas instalaciones en la localidad asturiana de Riaño, en las que prestará servicio para un cliente del sector industrial.

El nuevo centro logístico, de 10.000 m², le permitirá llegar a los más de 25.000 m² gestionados en toda la comunidad asturiana, pues ya cuenta con bases repartidas por las localidades de Avilés, Siero, Oviedo y Riaño.

El operador desarrolla actividades tanto de almacenaje y control de stock en almacenes exteriores, como de manipulados y apoyo a la producción dentro de las fábricas de sus clientes, que suelen estar vinculados a los sectores de la alimentación, el retail, el cuidado personal y la industria.

Además, mantiene su apuesta por el transporte sostenible con la incorporación de vehículos propulsados por gas natural y megacamiones a su flota. Recientemente, también ha incorporado su primer duo-tráiler, que le permitirá un gran ahorro a nivel económico y una reducción de las emisiones de CO2.

Por último, conviene apuntar que dispone de las certificaciones BRC, ISO14001 e ISO 45001 que garantizan una operativa eficaz, fiable y segura, y está en proceso de certificación de sus protocolos ante el Covid-19.