El Consejo de Ministros de este pasado martes 7 de julio ha aprobado un Real Decreto-ley que contiene un conjunto de medidas necesarias para la reactivación económica en los ámbitos de los transportes.

Por lo que respecta al transporte marítimo, la nueva norma incluye medidas excepcionales y transitorias relativas, entre otras, a las tasas de ocupación, actividad y del buque, dirigidas a aliviar las dificultades económico-financieras que atraviesan tanto la comunidad portuaria como los navieros.

De igual modo, el Gobierno estima que esta reducción adicional de tasas para contribuir al sostenimiento del tejido empresarial que sustenta al sector portuario «es clave para afrontar la recuperación de nuestra economía».

Según el ministro Ábalos estas nuevas medidas del Ejecutivo permitirán inyectar 60 millones de euros en el sistema portuario del país, que se añaden a los 87 millones de euros consignados en la anterior rebaja de tasas.

Así mismo, por otro lado, también se flexibilizará la normativa para agilizar los trámites de emisión y renovación de certificados, con el fin de mejorar su eficiencia y apoyar la competitividad de los buques de bandera española.

Además, se permitirá a las Autoridades Portuarias ampliar temporalmente la reducción de las cuotas de las tasas portuarias y de ocupación, al tiempo que se alarga el período para reducir la tasa de buque hasta el máximo permitido por la normativa europea.

Por otra parte, se impide que se pueda producir una subida de tasas por aumento de los coeficientes correctores en los casos de Autoridades Portuarias con rentabilidades negativas en 2020.

En lo que respecta a los tráficos regulares de pasaje o carga rodada con los territorios no peninsulares se ariticula su posible calificación como tráficos sensibles, prioritarios o estratégicos, que contribuyen al desarrollo económico y social de España en su conjunto.