Asti Mobile Robotics ha desarrollado un vehículo autónomo, AGV, contrapesado con gran rendimiento de gestión de cargas, con capacidad de hasta dos toneladas y que alcanza hasta seis metros de altura.

Se trata de una carretilla contrapesada, que se caracteriza por su agilidad, precisión, seguridad, robustez y eficiencia, que se adapta perfectamente a los procesos, y está diseñado y fabricado para ser un vehículo autónomo, sin intervención humana. Además, está desarrollado específicamente para carga y descarga en suelo, en lineales, en estanterías convencionales y en estanterías ‘drive in’, y permite funciones más avanzadas como el apilado y desapilado.

A pesar de su robustez, es muy ágil, debido a sus reducidas dimensiones para máquinas de estas características y a su reducido radio de giro y gran velocidad angular, lo que hace que tenga gran maniobrabilidad. Además, es rápido y alcanza los 2m/s con carga.

Gracias a su láser de navegación, su precisión es máxima, ya que reconoce automáticamente marcas reflectantes o elementos de su entorno, midiendo la distancia con respecto a las mismas. Además, su sistema de seguridad del vehículo para personas consta de tres láseres dispuestos de manera que permite una cobertura total del perímetro del vehículo.

Este nuevo AGV está diseñado para trabajar en automático 24/7, con una alta eficiencia energética. La batería de 48V puede ser de plomo-ácido o de litio, con intercambio de baterías manual y/o carga online, respectivamente.

Es posible acceder a la información más importante relacionada con la actividad de la máquina a través de una pantalla táctil en color de 7’’ y, de esta forma, intervenir de forma activa en los procesos de trabajo.