Moldstock Logística continúa su expansión en el mercado español, con la apertura de un nuevo centro logístico de 4.000 m² en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, que está operativo desde principios de abril.

La nave tiene una altura libre de 10,50 metros, a los que se suma una campa exterior de 7.000 m². También cuenta con una cámara frigorífica de 100 m³.

Con esta instalación, ya son 13 los almacenes de la empresa en la península ibérica, lo que supone 25.000 m² de superficie logística para atender a sus clientes en España y Portugal. Además, se trata del segundo centro logístico que abren en la provincia de Madrid, puesto que ya cuentan con uno en Coslada.

La elección de Alcalá de Henares no es casual. Se trata de una zona de gran importancia económica debido a su ubicación estratégica en el este del área metropolitana de la capital, donde las empresas que operan tienen crecientes necesidades logísticas.

Los clientes a los que darán servicio son principalmente empresas de comercio electrónico y de sectores como el de gran consumo, alimentación seca, bebidas, perfumería y cosmética, publicidad o promociones, entre otros.

Capacidad para 4.500 palets

El nuevo centro con capacidad para 4.500 palets, incluye cuatro muelles para carga y descarga, accesos para furgonetas, puertas TIR y una zona de almacenamiento compacto ‘drive-in’ con capacidad para 1.000 ubicaciones de palets.

Además, cuenta con una zona de manipulación y  depósito fiscal. Las instalaciones disponen, asimismo, de un moderno Sistema de Gestión de Almacenes por radiofrecuencia.

En cuanto a la seguridad, todo el recinto está equipado con RA, cámaras de seguridad, sistema anti-intrusión y sistema anti-incendios.

El nuevo proyecto se enmarca dentro de la estrategia de crecimiento de Moldstock para los próximos tres años, consistente en la creación de centros logísticos modulares multicliente de entre 4.000 y 6.000 m².