El Citroën Jumper es un vehículo comercial robusto, fiable, cómodo y pensado para un uso intensivo. Además, gracias a su mayor espacio, es versátil y se puede utilizar tanto para el trabajo como vehículo de ocio.

Para estas Navidades, la marca francesa se ha reinventado para incorporar en su Jumper dos novedades. Por un lado, se pueden integrar un navegador con pantalla táctil y un sistema de ayuda al estacionamiento trasero. El objetivo es ofrecer a sus clientes una mayor comodidad a la hora de desarrollar su actividad.

La opción del navegador en pantalla táctil de cinco pulgadas incluye, además del navegador, una radio compatible con CD y MP3 y conectividad Bluetooth. Está disponible en las versiones Combi Club por un precio de 1.050 euros.

Por su parte, el sistema de ayuda al estacionamiento trasero informa al conductor de la distancia a la que se encuentra de cualquier obstáculo y se puede incorporar en las versiones Furgón, Combi y Combi Club desde 360 euros.