Vuelven los tambores de huelga en el reivindicativo transporte francés, de tal modo que el principal sindicato del sector del transporte por carretera en Francia, UFR-CFDT,  ha convocado una movilización para el próximo 7 de mayo.

El sindicado ha pedido a todos los empleados adscritos al convenio colectivo nacional para el transporte de mercancías y pasajeros que realicen un paro para denunciar el “olvido” que sufren, según refiere CETM.

De igual manera, la central sindical también quiere llamar la atención sobre el hecho de que a los funcionarios que están en primera línea actuando contra el coronavirus han recibido una bonificación, algo que no ha ocurrido con los trabajadores públicos del sector.

Los representantes de los trabajadores calculan que al menos 5.500 trabajadores se han contagiado de la enfermedad y se han producido 35 muertes en total, por lo que ha pedido a los transportistas que ese día vistan con un brazalete negro en señal de duelo y porten banderas negras en sus vehículos.

Por otra parte, la Federación Nacional de Transporte y Logística ha reclamado “el cese inmediato” del transporte internacional para reivindicar el transporte nacional que realizan las empresas de transporte con sede en Francia y, de esta manera, eliminar temporalmente el cabotaje en el país.