Tras el lanzamiento a principios de año del nuevo neumático de eje de tracción 315/45 R 22.5 Conti EcoPlus HD3, Continental completa ahora su oferta de neumáticos de revestimiento bajo con el nuevo modelo para eje de dirección 355/50 R 22.5 Conti EcoPlus HS3.

Estos dos neumáticos de perfil bajo representan un nuevo concepto de neumático para vehículos remolcadores. Con ellos, los transportistas pueden aprovechar al máximo la limitación de tres metros de altura de carga interna en sus remolques sin exceder el límite de altura total de cuatro metros que permite la legislación.

Con un diámetro de 934 mm, el neumático de eje de dirección Conti EcoPlus HS3 355/50 R 22.5 ofrece una capacidad de carga de ocho toneladas. Para este neumático se ha desarrollado un compuesto de caucho optimizado para la resistencia a la rodadura.

Una característica especial de la banda de rodadura es su construcción en dos capas, un ‘concepto capa superior/base’. La capa superior de la banda de rodadura, con su propio compuesto de caucho, asegura un contacto óptimo con la superficie de la carretera para ofrecer una vida útil larga. El compuesto de caucho especial de la capa base, que no entra en contacto con la carretera, reduce el calor que se genera en la corona, con lo que proporciona la máxima reducción de la resistencia a la rodadura.

El nuevo diseño del perfil del neumático mejora el agarre sobre mojado, lo cual se debe en parte a las microentalladuras con enclavamiento cerrado entre los surcos longitudinales de la banda de rodadura. Además, el dibujo de mayor volumen de este neumático añade material a la banda de rodadura, con lo que se reduce el ancho de los surcos longitudinales de la misma. Asimismo, aumenta el área en contacto con la carretera, lo cual mejora simultáneamente la resistencia al desgaste.

Como el resto de los neumáticos de tercera generación de Continental, ambos modelos de neumáticos, el HS3 y el HD3, utilizan una carcasa recauchutable con el revestimiento interior AirKeep para evitar la pérdida gradual de la presión de inflado.

El resculturado y recauchutado confieren a los neumáticos una mayor vida útil gracias a una menor resistencia a la rodadura, lo cual repercute directamente en la rentabilidad de la flota. En la banda de rodadura de ambos neumáticos se integran indicadores para señalar la profundidad de resculturado posible.