El nuevo pliego de prescripciones particulares del servicio portuario de practicaje en el puerto de la Bahía de Algeciras fue aprobado por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria  ha aprobado a finales de febrero

El documento regula los tipos de practicaje que se realizan en el enclave, como son los de entrada, salida, para movimientos interiores y voluntario, al tiempo que lo convierte en obligatorio para los buques con arqueo bruto mayor de 500 GT.

De igual manera, también se determina que el servicio de practicaje no se podrá autorizar la autoprestación, salvo en las exenciones regladas.

El pliego fija, así mismo, los tipos de licencias para este servicio portuario, el acceso a la prestación del servicio, con especial atención a lo requisitos de acceso y régimen de incompatibilidades, las condiciones de solvencia económico-financiera y técnico-profesional, los meedios humanos y materiales mínimos exigidos.

En este mismo sentido, se contemplan además las obligaciones de protección medioambiental y de contribución a la sostenibilidad, así como de servicio público portuario, amén de los criterios para la distribución de las obligaciones de servicio público entre los prestadores del servicio y de cuantificación y distribución de las compensaciones por las obligaciones de servicio público.

Por otra parte, también quedan reguladas en el pliego las condiciones y calidad de la prestación del servicio, además de su régimen económico, con su correspondiente estructura tarifaria, tarifas máximas y criterios de actualización y revisión.