Jungheinrich amplía su gama de carretillas con la recogepedidos vertical para piezas pequeñas EKM 202

La solución puede elevarse y mover mercancías al mismo tiempo y puede maniobrar en pasillos estrechos.

Jungheinrich ha lanzado al mercado su nuevo recogepedidos vertical para piezas pequeñas, la EKM 202, con la que el fabricante amplía su oferta de carretillas. Esta solución está diseñada para su utilización en cadenas de establecimientos y para tareas de mantenimiento ligeras o recogida de pedidos sin palet, como es el caso de los negocios online.

Este nuevo vehículo, que presenta una capacidad de carga de hasta 100 kg y alcanza alturas de 5,3 metros para las operaciones de ‘picking‘, es especialmente adecuado para la colocación en estanterías altas. Con él, el fabricante ofrece una alternativa segura a las escaleras, gracias al diseño estable del mástil y a su plataforma, que facilitan el trabajo en grandes alturas.

La solución puede elevarse y mover mercancías al mismo tiempo y, gracias a su anchura de 760 milimetros, puede maniobrar en pasillos estrechos, convirtiéndose así en una carretilla adecuada para el uso en retail, fabricación, construcción o servicios que permite a los clientes aumentar su productividad gracias al ahorro de tiempo.