Vanderlande ha alcanzado un nuevo récord de facturación hasta los 988 millones de euros en el último año fiscal, que va del 1 de abril de 2014 al 31 de marzo de 2015, lo que significa un aumento del 25% respecto a los 790 millones de euros facturados en 2014. Además, el número de pedidos ha generado 1.035 millones de euros, un 10% más respecto a los 938 millones generados en 2014.

La facturación ha aumentado debido al crecimiento de la empresa en el sector de paquetería y mensajería, automatización de los Almacenes, especialmente en el sector alimentario, retail y e-commerce, junto con el de servicios.

Por su parte, el crecimiento de los nuevos pedidos está relacionado con el mayor grado tecnológico que demanda el mercado. El negocio de manipulación de equipaje también ha aumentado respecto al año anterior.

Durante este último año fiscal, el resultado operacional o Ebit de Vanderlande se ha situado en los 25,3 millones de euros, una cifra que se ha visto reducida respecto a los 36,1 millones de euros registrados en 2014, debido a las perdidas en proyectos de paquetería vendidos en 2013 a América del Norte.

Los sectores de automatización y paquetería crecen rápidamente debido al auge del e-commerce y a la necesidad de reducir costes y consolidar las redes de distribución. Los aeropuertos, por su parte, están creciendo en cuanto a tamaño debido al aumento de pasajeros, demandando sistemas más complejos en manipulación de equipaje.

La compañía proyecta una tasa de crecimiento entre el 10 y el 15% para los próximos años. En España se confirma la misma tendencia con una reactivación del mercado gracias a nuevos proyectos en las áreas de automatización y paquetería.