En los modelos de entrega tradicionales, los paquetes pasan por varios depósitos o zonas de almacenaje a las afueras de las ciudades, lo que aumenta los kilómetros de viaje y el riesgo de que se pierdan o dañen.

Ahora, Stuart ha lanzado su nuevo servicio ‘Hub to Home’ en Madrid y Barcelona con el objetivo de proporcionar espacios de entrega más precisos para los usuarios, que será especialmente útil en los picos de demanda de Navidad, rebajas o el Black Friday.

Los hubs se ubican en zonas con acceso a las áreas de mayor demanda de pedidos, aunque los comercios podrán realizar envíos no solo en el centro urbano de las ciudades sino también en sus áreas metropolitanas.

El comprador realiza su pedido a través de la página web, seleccionando, si el e-commerce lo permite, franjas horarias para recibir el envío. En caso de que no lo permita, Stuart notificará al comprador a través de email y SMS la posibilidad de reprogramar la entrega a la hora de mayor conveniencia.

Dependiendo de la hora a la que el cliente realice la compra y la capacidad de preparación de pedidos por parte del comercio, podrá realizar el reparto el mismo día de la compra, en una franja de dos horas o al día siguiente.

En el momento del reparto, el operador notifica que la entrega se realizará en una ventana horaria con precisión de una hora, ofreciendo la posibilidad de reprogramarla. Además, comparte un enlace para el seguimiento del envío, permitiendo que el destinatario siga su posición a través de geolocalización.

En caso de entrega fallida, el cliente también puede reprogramarla para otro día sin coste adicional para el comercio. Hub to Home desarrolla una experiencia de envío totalmente a medida, y permite gestionar grandes volúmenes de pedidos al mismo tiempo, pudiendo agrupar los envíos de varios clientes.