La variante sur ferroviaria de Bilbao liberará a las zonas de Santurce, Portugalete, Sestao y Barakaldo del tráfico de mercancías, al eliminar la circulación por el área de Ezkerraldea de más de 100.000 contenedores por ferrocarril y en torno a 800.000 toneladas de transporte en tren completo.

El proyecto ha dado un nuevo paso con la aprobación por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del ‘Estudio informativo de la variante sur ferroviaria de Bilbao. Fase 1. Variante en Ortuella‘ y el inicio de los trámites de información pública y audiencia de administraciones.

En marzo de 2019 se sometió a información pública y audiencia de administraciones el ‘Estudio informativo de la variante sur ferroviaria de Bilbao. Fase I‘, que concluyó que resultaba necesario el diseño de una nueva alternativa en el entorno de Ortuella, al objeto de evitar la afección a una explotación minera.

Por otra parte, en junio de 2020 se recibió un requerimiento de información adicional por parte del Ministerio para la Transición Ecológica, que entendía que la nueva alternativa supondría una modificación significativa de las afecciones medioambientales, por lo que sería necesario volver a realizar los trámites de información pública y audiencia de administraciones.

El estudio informativo redactado por el Gobierno Vasco plantea dos alternativas en el tramo que va desde la conexión con el túnel de Serantes, ya construido pero sin servicio, hasta la conexión con el eje principal de la variante.

En ambos casos, el trazado se desarrolla soterrado en toda su longitud y se incluye el tramo con el que se prevé la futura compatibilidad con el corredor Bilbao-Santander. La alternativa B, por la que se más se inclina el estudio, se separa de la cantera en la medida de lo posible, así como del área de influencia de sus excavaciones.