Correos sigue dando pasos para digitalizar los 2.295 puntos de atención que tiene en zonas rurales.

La iniciativa ha arrancado con la informatización de siete oficinas en  las localidades almeriense de Benahadux, sevillana de Gerena, malagueña de Benajarafe, pontevedresa de Catoira, cántabra de Liérganes, así como las navarras de Lesaka y Los Arcos.

El operador postal prevé que a todas ellas se unirán antes de finales de año nueve oficinas más ubicadas en las localidades valencianas de Canet de Berenguer  y Almoines, granadina de Alhendín, sevillana de Burguillos, leonesa de Puente Domingo Flórez, salmatina de La Alberca, zamorana de Fermoselle, así como las asturianas Arenas de Cabrales y Grandas de Salime.

Estas oficinas quedarán totalmente digitalizadas y conectadas a los sistemas de Correos, y podrán facilitar el acceso de la ciudadanía a todos sus servicios en igualdad de condiciones que en las zonas urbanas más pobladas.

La incorporación de estos puntos de atención al público a la red informatizada de oficinas de Correos, supone una mejora en eficiencia y agilidad, ya que todas las operaciones de admisión y entrega de correspondencia y paquetes se registrarán en un sistema que permite una mejor identificación y seguimiento de los envíos.

Así mismo, la conexión tecnológica a la red de oficinas favorecerá la realización de operaciones en tiempo real.

Se avanza así en la digitalización de los 2.295 puntos de atención al público de que dispone Correos en zonas rurales de todo el país.

La informatización de los 2.295 puntos de atención al público en zonas rurales permitirá, además de servicios postales o de paquetería, acercar las Administraciones Públicas a la ciudadanía.