big data

‘Exploring the Big Data Revolution’que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 28 páginas y 5,6 Mb).

Apics, la asociación profesional para la gestión de la cadena de suministro, ha presentado su informe ‘Exploring the Big Data Revolution‘, que recoge una investigación sobre las oportunidades y ventajas que ofrece el ‘Big Data’, que está contribuyendo a la evolución del Internet de las Cosas (IoT).

Según Apics, quienes dominan este concepto logran mejorar las previsiones, la planificación, la conciencia situacional y la información a través de la comprensión integral de perspectivas complejas.

Por ello, es importante que los profesionales de la cadena de suministro trabajen junto a profesionales de la tecnología de la información para aprender a recabar y utilizar los datos generados por las máquinas.

En este aspecto, la desconexión entre la actividad que se lleva a cabo en las fábricas y el resto de departamentos supone significativos retrasos en lo referente al acceso y análisis de los datos sobre los procesos de fabricación y desarrollo, con lo que se demoran también las actuaciones que deben llevarse a cabo.

El hecho de no acceder a los datos en tiempo real causa problemas tanto en la planificación o el control del inventario, como en la cadena de suministro o la satisfacción de las expectativas del cliente.

Sin embargo, son muchas las empresas que aún se resisten a la transformación digital con la excusa de los costes, el miedo a los cambios o el desconocimiento sobre el retorno de la inversión.

Factores a tener en cuenta

Para que el proceso funcione, es necesario que la nueva tecnología no implique cambios en la jerarquía y el sistema establecidos, sino que contribuya a su mejora. Además, debe llevarse a cabo en varias etapas hasta lograr alcanzar el grado de fábrica inteligente.

Tampoco se debe poner en peligro la calidad de la maquinaria por tratar de mejorarla con nuevas tecnologías que aún son susceptibles de producir fallos, aunque sí es conveniente ir realizando pruebas sobre los procesos actuales para acelerar la introducción del ‘Big Data’.