Embocadura y muelles del puerto de Pasajes

Embocadura y muelles del puerto de Pasajes.

Conclusiones del ‘Análisis estructural prospectivo del puerto de Pasajes’se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 7 páginas, 2,2 Mb).

La Autoridad Portuaria de Pasajes (APP) propondrá en septiembre a su Consejo de Administración la retirada del Plan Director de Infraestructuras del puerto de Pasajes, que contempla la construcción de la dársena exterior, si bien desde la misma han dejado claro que esta iniciativa no conlleva el abandono del proyecto, si no que se pospone hasta que «la evolución de los tráficos vuelva a poner sobre la mesa la necesidad de su construcción».

Así lo han comunicado en la rueda de prensa convocada para informar sobre las conclusiones más relevantes del ‘Proceso de análisis estructural prospectivo’, en el que el puerto esta inmerso desde marzo del presente año.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Peña,  ha considerado que en la coyuntura actual «es absurdo persistir en el proyecto» de la dársena exterior. «Todo el mundo con sentido común sabe que en este momento no se puede abordar una obra que podría ascender a los mil millones de euros«, cifras que «no son asumibles».

Del mismo modo, ha destacado que «en los próximos diez años no va a haber cambios sustanciales que nos animen a retomar el proyecto del puerto exterior», aunque ha precisado que «no quiere decir que se abandone definitivamente esa idea».

Reflexiones en torno al puerto

El puerto de Pasajes ha expuesto las primeras conclusiones del ‘Análisis estructural prospectivo del puerto de Pasajes’, estudio que se ha llevado a cabo con el objetivo principal de «identificar y compartir cuáles son los factores clave que van a determinar el devenir del puerto de Pasajes en el horizonte del año 2025».

Una vez cerrada la primera etapa del proyecto donde han aportado ideas cerca de 60 personas, se ha iniciado la segunda este mes de julio, que se prevé finalice en octubre, que tiene como objetivo trabajar y desarrollar aspectos propositivos y criterios a tener en cuenta a la hora de elaborar el próximo plan del puerto.

Entre las primeras reflexiones de esta iniciativa se encuentran que el puerto de Pasajes «propicia inversiones productivas en empresas que tienen a este puerto como referente logístico» y tiene un «efecto directo e indirecto en el empleo de la comarca».

El director de la APP ha señalado que «se ha constatado la necesidad de entender y gestionar la actividad portuaria desde claves de búsqueda de un equilibrio entre ser una infraestructura atractiva para las empresas guipuzcoanas, y rentable como negocio, con la convivencia de dicha actividad en un espacio urbano».

Por otro lado, el análisis señala que la actual crisis económica ha propiciado un cambio en la evolución de los tráficos tradicionales, que se encuentran hoy un 40% por debajo de la evolución que se preveía hace 10 años y con una previsión de evolución en los próximos 10 años estabilizada en los cinco millones de toneladas aproximadamente.

La desaparición de la Central Térmica de Pasaia y el cese de la actividad en la empresa Corrugados de Azpeitia han propiciado que durante el año 2013 únicamente se hayan movido en el puerto de Pasajes 2,9 millones de toneladas, con unas estimaciones futuras para los próximos 10 años por debajo de los 5 millones de toneladas que se movieron durante el periodo del 2002 al 2007.

Estas estimaciones quedan lejos de los 6,27 millones de capacidad del actual puerto, que se ampliaría a los 17 millones de toneladas con la construcción del puerto exterior.

Redefinir la planificación

Estos factores que han propiciado el no cumplimiento de las previsiones, han hecho que el Plan Director de Infraestructuras que se encuentra en tramitación «haya quedado desfasado».

Por tanto, desde el puerto defienden la necesidad de «redefinir los instrumentos de planificación para que den respuesta a las necesidades actuales«, ya que toda la planificación vigente está basada en la construcción del puerto exterior.

Por ello, ha apostado por elaborar tanto un nuevo Plan Estratégico como un nuevo Plan Especial Portuario.

Por el mismo motivo, se tendrán que llevar a cabo ciertas actuaciones a nivel medioambiental, al tiempo que, en el ámbito de las infraestructuras, será necesario abordar inversiones en infraestructuras destinadas a mejorar la oferta de servicios del puerto, como es el caso de la terminal de contenedores, que saldrá a concurso a finales de año, o el acceso a la alta velocidad ferroviaria.

En cuanto a la terminal de contenedores, desde el puerto han señalado que sería «una forma de ayudar a la industria guipuzcoana a ser más competitiva». En esa línea, ha destacado que Pasajes está «en lucha a tope con Bilbao» por hacerse con el tráfico de mercancías.