La Autoridad Portuaria de Bilbao ha adjudicado a Petrono en concesión una parcela en la zona de Punta Sollana del puerto de Bilbao, con 46.700 m² de supercicie.

La filial de Repsol tiene previsto poner en marcha en esta concesión una planta de producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable.

En una primera fase, la inversión ascenderá a 67 millones de euros, con la previsión de que estas instalaciones se encuentren operativas a partir de 2024.

Posteriormente, el proyecto se complementará con otras dos fases, con una inversión adicional de 76 millones de euros para una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos, como papel, cartón, plástico y textiles, lo que evitará utilizar combustibles tradicionales y propiciará la economía circular. Inicialmente esta planta de pirolisis podrá procesar alrededor de 10.000 toneladas al año de residuos urbanos, cifra que puede ascender a 100.000 toneladas en fases posteriores. Este gas se empleará como combustible para la propia refinería.

Los 46.700 m2 adjudicados en Punta Sollana corresponden a la última parcela libre de la zona industrial del puerto de Bilbao, en el Abra Exterior, con una propuesta finalmente seleccionada se vincula con aspectos como la innovación, la tecnología puntera, la sostenibilidad, la descarbonización y la transición energética.