Con el fin de poder operar con normalidad en plena crisis sanitaria, Luís Simões ha puesto en marcha un plan de acción para continuar con su actividad de una manera segura.

Con este fin, el operador ha desarrollado una estrategia coordinada entre España y Portugal para hacer frente a los nuevos requisitos de la demanda y asegurar la protección de sus colaboradores.

Entre los meses de marzo y abril, la compañía lusa ha gestionado el transporte y la distribución de más de 25.500 toneladas diarias de productos, para los que ha destinado más de 2.250 vehículos cada día.

Así mismo, con el objetivo de asegurar la salud de toda la plantilla, al inicio de la crisis sanitaria el operador logístico ha creado un plan de contingencia don diferentes medidas.

Entre ellas, se encuentran la obligatoriedad de medir la temperatura corporal de todas las personas, plantilla y externos o la restricción del número de colaboradores en almacén, entre otras medidas.

De igual manera, los conductores han recibido formación sobre cómo actuar en las diferentes situaciones que puedan surgir y se les ha equipado con un kit de seguridad, compuesto por gel higienizante, mascarillas y guantes.

Asimismo, la compañía ha distribuido en todos los centros de España y Portugal materiales de protección a disposición de quienes continúan trabajando para garantizar el servicio y el abastecimiento de productos de primera necesidad.