La mayor plataforma logística de Europa con una superficie de 1.300 Ha en la que el gobierno regional es el accionista mayoritario, prevé cerrar el presente ejercicio con unas pérdidas que ascienden a 8,1 millones de euros en 2012. Según informaciones recogidas por el periódico regional Aragón Digital. La cifra de negocio prevista a cierre de este año es de 14,2 millones de euros, unos 10 millones de euros inferiores a los registrados en el ejercicio anterior y superiores en aproximadamente siete millones a las de 2013. 

Para el próximo año, la sociedad estima una reducción de gastos del 18%, debido al plan de racionalización del gasto corriente y a la disminución de gastos en servicios bancarios. Según señala la memoria de la plataforma, la situación del mercado inmobiliario y del bancario ha provocado que las estimaciones de ingresos supongan un alto grado de incertidumbre. 

Tal y como informa el diario digital, esta tendencia negativa es consecuencia de que en 2011 se contabilizaron como ventas tanto en la entrega de las parcelas a UTE Plaza en dación de pago, como por la venta de la parcela logística de Decathlon, cuyo contrató se firmó en 2009.  La gran parte de las ventas de 2012 son adquisiciones de activos a la sociedad por parte de uno de los socios, por lo que las ventas nuevas son escasas.

A mediados de junio y adelantándose a los negativos resultados que se estiman, el Gobierno de Aragón decidió reducir los precios de venta de suelo de las plataformas logísticas con la intención de captar clientes. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para que las perdidas sean cuantiosas.

En julio, la sociedad refinanció su deuda bancaria hasta 2020 tras amortizar 3,5 millones de euros de deuda anterior. PlaZa tendrá que realizar amortizaciones trimestrales de igual importe hasta la cancelación total de la deuda en octubre de 2014, pmotivo por el cual en el presupuesto para el próximo año solo se ha previsto el pago de los intereses trimestrales, según informa el periódico digital.