Primafrio estrena el e-CMR de Astic

La carta de porte electrónica facilita el intercambio transparente y fidedigno de información.

El uso de documentación electrónica en los servicios de transporte de mercancías por carretera sigue ganado terreno en diversos países de todo el mundo, con el fin de facilitar la tarea de las empresas del sector y garantizar que el papeleo se tramita de forma ágil y segura.

En este sentido, Polonia ha adoptado este mismo mes los requerimiento técnicos y legales para empezar a utilizar en sus servicios de transporte el e-CMR, en línea con la propuesta aún no aprobada definitivamente por la Unión Europea que establece un marco jurídico uniforme para la utilización de la información electrónica.

Con esta medida, Polonia se suma a otros países que también han incorporado recientemente el uso de la carta de porte electrónica que auspicia la IRU en sus operaciones de transporte por carretera, como son Finlandia, Rumanía, Bielorrusia y Tayikistán.

Este movimiento aún incipiente hacia el uso de documentación electrónica anticipa el impacto que podría tener en un futuro próximo el proceso de digitalización del transporte, con el que, según la organización internacional, se pretende conseguir importantes ventajas, entre las que se incluyen reducciones de costes en la generación y el tratamiento de la información, un intercambio de información más transparente y fidedigno, así como potenciar la competitividad y la eficiencia en el transporte de mercancías por carretera.