La Guardia Nacional Republicana de Portugal (GNR) ha comenzado este martes la operación “Truck e Bus” de control a los vehículos pesados de mercancías que va a durar hasta el próximo domingo 28 y donde participarán más de 4.000 efectivos del cuerpo policial portugués.

En concreto, un conjunto de 4.132 guardias de la GNR participarán en la operación, que incluye 1.741 acciones de patrullaje en las vías de tránsio más importantes y de mayor tráfico del país vecino.

Según ha adelantado la GNR, la operación «Truck y Bus» se centrará en el control del peso, los tacógrafos en cuanto al iempo de conducción, pausas, períodos de descanso, y su posible manipulación. Además, los agentes verificaran el acondicionamiento y el transporte de las mercancías, la verificación de los aspectos técnicos y documentación del vehículo, la conducción bajo los efectos del alcohol, las infracciones fiscales y aduaneras, así como las del medio ambiente.

La operación tiene como objetivo aumentar el campo de acción de la GNR para la seguridad en las carreteras portuguesas, que combina la prevención y el control en la carretera, la lucha contra la delincuencia, incluida la delincuencia en el ámbito fiscal y del medio ambiente. La iniciativa forma parte de la Estrategia Nacional de Seguridad Vial y el «Programa de Seguridad Vial 2011-2020» de la Comisión Europea.