Finalmente, el pasado 13 de mayo se presentaron en el Juzgado de lo Penal de Oviedo dos querellas agrupadas contra el operador logístico Traiglefer por presunto fraude y estafa de 350.000 euros contra el conjunto de transportistas autónomos que prestaron sus servicios al operador y no pudieron cobrar las facturas emitidas.

En total han sido aproximadamente 25 los transportistas autónomos que se han decidido a denunciar a Traiglefer ante los tribunales. Además, en el proceso judicial se ha presentado la Unión Independiente de Transportistas Autónomos de Asturias (UITA) como acusación particular, según ha confirmado a cadenadesuministro.es el presidente de la asociación, José Fernández.

Fernández ha señalado que ahora se está a la espera de conocer los pasos que tome el administrador concursal de la matriz a quien también se informó de las querellas presentadas.

Como informó cadenadesuministro.es, Traiglefer solicitó el pasado martes 16  de abril la situación concursal ante el juzgado número 1 de Oviedo, “toda vez que ha sido acreditado su estado de insolvencia total“, tal y como se señala en el Borme.

UITA entiende que se tendrá que anular el ERE debido fundamentalmente al carácter fraudulento en el que ha incurrido la compañía. Además, el responsable de la asociación de transportistas autónomos confirma que el grupo logístico mantiene la actividad de transporte a través de otras filiares del grupo, concretamente con Traiglefer Levante, con sede en la localidad valenciana de Benifaló y que recientemente ha procedido al cambio de su denominación social por el de Almacenaje y Total Distribución Logística (ATDL).