La empresa eMotion Dynamics ha presentado en la localidad guipuzcoana Zumaya un prototipo de vehículo articulado con un sistema KERS integrado, fruto de un convenio de colaboración con Euskotren.

El proyecto ha contado además con el apoyo de BIC Gipuzkoa en el marco del programa de acompañamiento a la creación de nuevas empresas de base tecnológica, financiado por Diputación Foral de Guipúzcoa y SPRI del Gobierno Vasco.

Recuperación de la energía cinética

La tecnología KERS se basa en la utilización de un sistema de propulsión eléctrico capaz de recuperar la energía que el vehículo pierde en la frenada y almacenarla en ultra condensadores.

Posteriormente esta energía se aporta al vehículo durante las aceleraciones. Esto permite reducir el consumo de combustible del vehículo entre un 15-25%, además de reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas.

El sistema cuenta con la ventaja de poder implementarse tanto en vehículos nuevos como en los ya existentes, lo que posibilita una implementación rápida de tecnologías de propulsión híbrida sin el coste elevado de los vehículos nuevos.

La empresa, especializada en la eficiencia energética en el transporte y en sistemas de propulsión eléctricos, ha contado con el apoyo de Euskotren Autobusa, quienes mostraron interés en la tecnología y su voluntad de colaborar en el proyecto cediendo el uso de un vehículo.

Importancia de la colaboración

Tras finalizar las pruebas iniciales, se ha constatado que los resultados cumplen con las expectativas de ahorro, lo que hace económicamente viable la implementación de sistemas de propulsión eléctricos y permite mejorar la eficiencia de las flotas actuales, como paso intermedio en el camino hacia vehículos de cero emisiones.

Este prototipo destaca por la portabilidad del sistema, fácilmente montable/desmontable; por la adaptabilidad, pensado para ser instalado en autobuses, camiones, furgonetas.