la policia italiana realiza un atestado de un robo a un camionesro en Italia

Los grupos organizados de ladrones de carga centran sus objetivos en las mercancías de alto valor.

El robo de mercancía en los camiones lleva camino de convertirse en una plaga que afecta a todos los países de la Unión Europea.

Según las principales autoridades policiales del continente, grupos mafiosos organizados de delincuentes provenientes principalmente de países del Este aprovechan la libertad de movimientos que ofrece la Unión a sus ciudadanos para moverse libremente y atacar a los vehículos de carga en sus trayectos.

Estas bandas cuentan con alto nivel de sofisticación que les permite seleccionar aquellos camiones que van cargados con productos de gran valor, como, por ejemplo, electrónica, tabaco o medicamentos.

Los robos, cada vez en mayor número, suelen producirse en aparcamientos no vigilados, aunque también se ha registrado un incremento en los casos de secuestros y ataques violentos a conductores, tanto en el este de Francia como en otros países de las regiones centrales.

Estas acciones criminales provocan daños estimados en miles de millones de euros. En concreto, Europol estima que solo en Alemania podrían haberse perdido 2.200 millones de euros en 2016.

Para luchar contra estas bandas, especialistas de Europol, de la Unión Europea y fuerzas de seguridad de Alemania, Francia, República Checa, Suecia, Países Bajos, Dinamarca y Austria han puesto en marcha el Proyecto Cargo, un dispositivo especial que trabajará durante los dos próximos años en la prevención de robos en camiones, con reuniones de expertos y operaciones conjuntas.

En este contexto, en este mes de octubre ha sido desmantelada una organización criminal que habría perpetrado 36 robos de mercancía en camiones en Francia y Polonia con daños por valor de más de un millón y medio de euros.