El impulso que ha supuesto la crisis sanitaria para el segmento del comercio electrónico tiene su fiel reflejo en los movimientos empresariales que se están produciendo.

La mayor parte de ellos se centran en buscar alianzas comerciales que permitan, desde un punto de vista, reforzar la cercanía al cliente, y, por otro, asegurar la presencia de tipologías de productos hasta ahora residuales en los envíos de e-commerce en un canal pujante y con buenas perspectivas de crecimiento.

Así pues, esta misma semana se han producido sendos acuerdos de Glovo y Deliveroo, dos de las grandes plataformas de reparto a domicilio, con otros dos grandes productores internacionales.

En concreto, Glovo empezará a distribuir los juguetes de Mattel en Madrid y Barcelona a través de su propia aplicación móvil, de tal manera que la juguetera gana un espacio en el comercio electrónico para no perder comba en el mercado de los juegos de mesa.

Al mismo tiempo, Deliveroo también tiene previsto iniciar el reparto de siete categorías diferentes de productos de Nestlé en la ciudad de Barcelona, así como en el municipio barcelonés de Esplugas de Llobregat, donde la multinacional tiene la sede de su filial española, en tiempos de entrega de media hora.

En concreto, se podrá adquirir a través de este servicio de envío a domicilio agua embotellada, productos de nutrición infantil, café, chocolate y cacao soluble, cereales de desayuno, lácteos y productos culinarios, como pizzas, fabada y tomate frito.