Los buques del Grupo Grimaldi, ‘Cruise Barcelona’ y ‘Cruise Europe’, han recibido recientemente el reconocimiento internacional por parte del club del automóvil alemán ADAC, que los ha situado entre los seis mejores ferries en Europa en lo que a cumplimiento de normativa de seguridad se refiere.

La encuesta llevada a cabo por el club del automóvil junto a EuroTest se centró en las medidas de seguridad de 18 buques que operan en el mar del Norte, el Mediterráneo, el Báltico y el Adriático.

Este estudio forma parte del programa de protección de los consumidores por parte de EuroTest, al que ADAC está adherido junto a otros 17 clubes europeos.

El pasado mes de mayo, expertos independientes en el sector marítimo abordaron como turistas normales las 18 embarcaciones sometidas a examen para comprobar su estado, así como todo el equipo de seguridad accesible a los pasajeros.

Tras la primera prueba de incógnito, los expertos se daban a conocer al capitán y solicitaban e inspeccionaban toda la documentación de los buques, mostrando especial atención por los protocolos y medidas en caso de incendio.

Equipos modernos de seguridad

Tanto el buque ‘Cruise Barcelona’, que opera la ruta entre Civitavecchia y Barcelona, como el ‘Cruise Europe’ que opera la ruta Trieste-Ancona-Igoumenitsa-Patras, destacaron entre el resto de cruceros por sus modernos equipos de seguridad, de salvamento, lucha y prevención de incendios. 

Por otro lado, la tripulación fue analizada en sus cometidos, como profesional y bien capacitada para manejar situaciones de emergencia. En particular, los incendios simulados en la discoteca y en la cubierta para vehículos en ambas embarcaciones fueron resueltos rápidamente por la tripulación.

Construidos entre 2008 y 2010 por Fincantieri, los cruceros del Grupo Grimaldi fueron diseñados teniendo en cuenta las necesidades de ahorro de energía y sostenibilidad con el medio ambiente, recibiendo para demostrar esto último la certificación «Green Star» por parte del Registro Naval Italiano (RINA).

Este reconocimiento certifica que los buques garantizan el máximo respeto por el medio ambiente en sus operaciones. Además, las características «aire limpio» y «Sea Clean», confirman que no liberan ningún residuo líquido o sólido en las aguas marinas.