El PIF del puerto de Algeciras ha incorporado a siete trabajadores más a su plantilla, de los que tres son inspectores veterinarios de Sanidad Exterior, uno inspector de Sanidad Animal, uno inspector agrónomo y dos técnicos de inspección de Sanidad Exterior.

La Sudelegación del Gobierno en Cádiz considera que con el incremento de personal durante los últimos dos años se ha conseguido eliminar los retrasos en el despacho de mercancías durante la campaña de hasta cuatro días en algunos momentos puntuales entre enero y junio, debido al incremento del tráfico de fruta y verdura procedente de Marruecos.

Así mismo, también ha incidido en el aumento de trabajo de la instalación portuaria la introducción de nuevos procedimientos aduaneros y los cambios de la legislación comunitaria.

Durante el pasado año 2020 se han incorporado un total de 45 inspectores, de los que 24 se han destinado a Sanidad Exterior, cinco a Sanidad Animal y 16 a Sanidad Vegetal, así como siete técnicos de inspección y un coordinador de Sanidad Exterior.

Los servicios de inspección del puerto de Algeciras tramitaron el año pasado más de 200.000 partidas, lo que supone más del 30% del total de partidas inspeccionadas a nivel nacional.

Por un lado, el Servicio de Sanidad Exterior formalizó 72.255 partidas inspeccionadas el pasado ejercicio, un 13,5% anual más, mientras que el Servicio de Sanidad Animal alcanzó las 9.815 partidas inspeccionadas.

Así mismo, el Servicio de Sanidad Vegetal en 2020 inspeccionó 122.941 partidas, con un incremento en la importación de un 30% debido al cambio de la normativa comunitaria de controles que entró en vigor en diciembre de 2019.